Elementos naturales

 

Agua

Es el líquido más abundante en la Tierra, único por sus múltiples propiedades y aplicaciones e indispensable para la vida, razones suficientes para esforzarnos en optimizar su uso.

Al cambiar la producción de cemento del proceso húmedo al seco, logramos reducir considerablemente el consumo de agua. Adicionalmente, en todas nuestras plantas se realizan acciones como: eliminación de fugas; canalización y reciclaje de agua industrial, de lavado y lluvia (el 30% del agua empleada proviene de la lluvia); minimización de vertimientos, y tratamiento biológico de aguas residuales domésticas para usos secundarios.

En las plantas de agregados, construimos un sistema de tratamiento de aguas industriales. Con la instalación de un hidrociclón separamos la arena y otras partículas, y así logramos disminuir la producción de residuos sólidos y el consumo de agua en todo el proceso.

Aire

Recurso vital para el hombre, animales y vegetales, fuerza motriz para algunas actividades humanas. Procuramos no contaminar este elemento perfeccionando sistemas y actualizando equipos.

Los niveles de emisiones de nuestras plantas cumplen ampliamente la normatividad nacional e internacional, y son mucho menores a los aceptados mundialmente. Nos cuidamos de monitorear y controlar continuamente los Compuestos Orgánicos Volátiles (VOC), los metales pesados y el CO2.

De igual forma, las emisiones de material particulado son notablemente inferiores a las esperadas en la industria del cemento. Registramos un 98% por debajo de la norma colombiana, un 20% menos del límite planteado por el Banco Mundial y un 64% abajo del estándar Holcim. Esto ha sido posible, entre otras medidas, por la construcción de tres silos para almacenamiento de clínker con filtros en la planta de Nobsa, y gracias a la pavimentación y riego de las vías al interior de las plantas lo que garantiza el control de emisión por fuentes móviles.

En ruido ambiental, registramos menos de los 70 decibeles permitidos para el día y la noche. Contamos con sistemas de insonorización en equipos principales, y trabajamos en la disminución del ruido en algunas zonas para mejorar el ambiente ocupacional de nuestros colaboradores.

Tierra

Es la fuente de alimento para casi todos los seres vivos y en especial para el hombre. Proporciona, además, toda la materia prima para la producción de la industria básica. Renovarla, conservarla y mantenerla viva y productiva es el objetivo de nuestros ambiciosos programas institucionales, que desarrollamos de forma permanente en las zonas adyacentes a nuestras operaciones.

La explotación minera para la extracción de roca caliza que realizamos en varias canteras se hace respetando un diseño minero y ambiental, contemplado en el plan de explotación y en el Plan de Manejo Ambiental (PMA). Una vez explotada la zona, se ajusta la geometría de la misma y se da inicio a la reforestación con especies nativas (alrededor de 20.000 árboles por año). Finalmente, una labor continua de seguimiento y mantenimiento evita la aparición de procesos erosivos y contribuye a mantener un equilibrio paisajístico y ambiental.

En cuanto al control de las voladuras en las minas, registramos las vibraciones en su totalidad con un sismógrafo calibrado según normas nacionales e internacionales, y vigilamos que en ningún caso sobrepase el umbral de daño, lo que nos garantiza operar siempre a niveles permitidos.

Fuego

Nos permite transformar materiales, procesar alimentos y generar calor. Modernos equipos y sólidos principios basados en el desarrollo sostenible han transformado radicalmente la utilización de este elemento.

En nuestro horno producimos clínker (compuesto del cemento) y co-procesamos residuos industriales (aceites usados, fibras y materiales contaminados, desechos farmacéuticos e industriales, etc.) a temperaturas entre los 1.100 y los 2.200ºC, bajo estrictos controles, y sin generar residuos, ni subproductos.

Todas las fases del proceso se llevan a cabo bajo estrictas condiciones de seguridad industrial y control, que confirman la calidad del producto final y el cumplimiento de las normas nacionales e internacionales de protección al medio ambiente y a la salud de las personas.