Evaluando La Sostenibilidad

 

'Aspectos objetivo'
Midiendo la construcción sostenible


La sostenibilidad es un paradigma multifacético que se entrecruza en una matriz de temas complejos.
Para hacer a la construcción sostenible más accesible, la Holcim Foundation desarrolló definiciones en cinco puntos. Son llamados 'aspectos objetivo' y sirven como patrón para medir el grado en que una estructura contribuye al desarrollo sostenible. El jurado independiente de los Holcim Awards usa esos criterios para evaluar las inscripciones del concurso.

Cambio cuántico y transferibilidad
Progreso
El proyecto debe demostrar innovación en construcción sostenible y un salto cuántico en comparación con los procedimientos convencionales. Los avances y enfoques vanguardistas, independientemente de la escala, deben ser transferibles a una variedad de otras aplicaciones.

Normas éticas y equidad social
Personas

El proyecto debe adherirse a los más altos estándares éticos y respaldar la justicia social en todas las etapas de construcción, desde la planeación y el impacto de los procesos de construcción a largo plazo en la estructura social. El proyecto debe proporcionar una respuesta avanzada hacia la ética y la responsabilidad social.

Calidad ecológica y conservación de energía
Planeta

El proyecto debe demostrar un uso sensato y una gestión de los recursos naturales a lo largo de su ciclo de vida, incluyendo operación y mantenimiento. Las preocupaciones ambientales a largo plazo, en relación con el flujo de material o energía, debe ser parte integral de la construcción.

Rendimiento económico y compatibilidad
Prosperidad

El proyecto debe probar ser económicamente factible e innovador en cuanto a los recursos financieros. La financiación debe promover una economía de recursos y ser compatible con las exigencias y las limitaciones encontradas durante el período de vida de la edificación.

Impacto contextual y estético
Competencia

El proyecto debe transmitir una alto estándar de calidad arquitectónica en cuanto a la forma en que aborda su contexto cultural y físico. Con el espacio y la forma, elementos de suma importancia, la construcción debe tener un impacto estético duradero en el medio ambiente que la rodea.