Restaurar y cuidar los ecosistemas, una apuesta Holcim que celebra siempre el Día Mundial del Medio Ambiente

5 Junio 2021
 
  • mingagua tibasosa2
    Este 2021 el Día Mundial del Medio Ambiente marcará el inicio del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas.
  • Holcim se compromete con este objetivo con inversiones y varios proyectos en la vía de prevenir cualquier daño a los ecosistemas y la apropiación de las comunidades.

Bogotá, junio de 2021. Hacer las paces con la naturaleza es un empeño global que celebra en este Día Mundial del Medio Ambiente 2021 el trabajo por la restauración de los ecosistemas, aquellos que sustentan la vida y donde el objetivo es prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas en todos los continentes y océanos. Por eso Holcim se une a esta conmemoración con inversiones y trabajo serio con varios proyectos que incluyen el cuidado de la biodiversidad en sus minas, pero también un proyecto de cuidado del agua que está transformando las comunidades en Boyacá.

En este 2021 el enfoque ha sido la urgente necesidad de restaurar los ecosistemas, que apoyarían  el erradicar la pobreza, combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva. 

 

Un objetivo de restauración directa

Holcim ha emprendido un trabajo frente  a modelos de restauración de canteras generando un impacto positivo en la biodiversidad y aumento de su capital natural donde han implementado inventarios de biodiversidad en todas sus minas, a través de la guía BIRDS (Indicador de biodiversidad  y sistema de informes), identificando más de 600 especies entre fauna y flora y restaurando más de 600 hectáreas, además de la siembra de 114.000 árboles de especies nativas.
La compañía participa de SiB Colombia, la red nacional de datos abiertos sobre biodiversidad,  que son esenciales para planificar, implementar y monitorear estrategias de conservación y uso sostenible, así como dar luces sobre los factores que contribuyen a la pérdida de la biodiversidad,  permitiendo identificar patrones y cambios a través del tiempo y el espacio.

Con los inventarios de biodiversidad, Holcim ha reportado un aumento de las especies registradas con respecto a años anteriores y el avistamiento de especies que contribuyen al mantenimiento de las redes tróficas y los servicios ecosistémicos de las zonas aledañas a las minas entre las que se encuentran el búho común, endémicas como el chamicero cundiboyacense o migratorias, además de otras como el zorro perruno, zorro gatuno y fara, así como especies de anfibios y reptiles.

“Ser parte de SIB Colombia nos abre una oportunidad inmensa de trabajo desde el sector empresarial para generar conocimiento de nuestra biodiversidad y generar planes adaptados a las necesidades de cada territorio en pro del cuidado ambiental y de esos ecosistemas que son la vida misma de las regiones”, asegura Gloria Perafán, gerente ambiental  de Holcim (Colombia).


Cuidando el agua y convirtiéndola en un elemento de unión de comunidades

mingagua corrales

A través de la figura de la “Minga” indígena, Holcim creó un proyecto denominado MingAgua, buscando promover la implementación de acciones colectivas en pro de la gestión integral del agua a través de tres ejes de intervención: Protección de Zonas de Recarga Hídrica, Implementación de Sistemas de Cosechas de Agua y Gestión Responsable y Eficiente del Agua en Entornos Urbanos.

Así, se ha logrado trabajar de la mano con las comunidades para hacerlo realidad. Solo en 2019, por ejemplo, se lograron a través de procesos de participación, el diálogo de saberes y experiencias, la lectura de territorio y escenarios de sensibilización y educación ambiental, impactar a 930 personas con actividades como 40 talleres de agua y territorio, 36 mingas comunitarias, siembra de más de 5.800 especies nativas, implementación de tres sistemas de cosecha de agua lluvia acopiando más de 144.000 litros de agua y mejorando la condición de 121 viviendas en zonas urbanas e integrando a más de 26 actores sociales en el departamento de Boyacá.

A eso se suma el cumplimiento de los Planes de Manejo Ambiental,  la medición de la huella hídrica o el aprovechamiento del 100% del agua del proceso generando cero descargas, y por lo tanto la protección directa de los ecosistemas.